Pedagogía Schoenstatt

Entendemos la escuela como el primer escenario donde el alumno se enfrenta por primera vez a la exigencia de la vida real. En este caso, una exigencia doble: la académica y la social. En ellas está el germen de su desarrollo personal y social que perfilará su forma de ser y de vivir.

Pilares

Volver al inicio

EL ALUMNO. Un valor en sí mismo

Nuestro proyecto pedagógico parte de la realidad personal y psicológica del alumno, que es valorado en sí mismo y recibe una atención de acuerdo a sus necesidades.

  • Educando para la vida.

    A través de su motivación personal y la autogestión de aprendizajes, nuestra misión es educarlo en unos valores que van más allá de la mera acumulación de contenidos o el fácil manejo de la tecnología, constituyendo su propio modo de entender la vida.

EL EDUCADOR. Un modelo de referencia

Entendemos al profesor como un gran profesional que no se conforma con enseñar. Busca y agota todos los caminos hasta que se dé el aprendizaje en el alumno.

  • Siempre con el alumno.

    Lo formamos, complementamos y acompañamos con todo un equipo de profesionales a su servicio: con el Departamento de Orientación, Innovación Pedagógica y de Formación.

  • Siempre creciendo.

    El profesor aprende a conocer, querer, respetar y valorar a su alumno en su originalidad. El alumno reconocerá su autoridad y reconocerá en él la figura de un educador por su altura humana.

LAS HERMANAS DE MARÍA. Aseguran la vivencia de Dios

Desde el primer momento entregan al alumno la verdad y la vivencia del Dios de la vida. Una verdad que le dará un sentido, un modo de interpretar su realidad, que trasciende la mera motivación del logro por el logro, por eso tiene una fuerza mayor. Una vivencia que le regala un vínculo interior con Dios, una relación personal con Él, y en esa fuerza afectiva encuentra también una motivación mayor para el enfrentamiento a la exigencia.

LA FAMILIA. El núcleo de la educación

Conscientes de que la familia constituye la base fundamental de la educación de la persona, fomentamos una relación abierta y bidireccional con el colegio; basada en el diálogo, el intercambio y la coordinación de la actividad educativa.

Herramientas

Volver al inicio

Personales

  • Capacidades y estrategias.

    El centro de nuestra labor educativa se encuentra en la persona del alumno.
    Nos preocupamos por su predisposición para aprender, por sus recursos, intereses y motivaciones, por sus dificultades y éxitos, y por sus estrategias para enfrentarse al día a día escolar.
    Contamos con dos departamentos claves que trabajan conjuntamente con el profesorado: la Comisión de Orientación y Apoyo Pedagógico y el Departamento de Formación.

  • Educación diferenciada.

    Ofrecemos dos respuestas ante una realidad diversa. Hombre y mujer tienen dos maneras diferentes de responder ante una misma realidad escolar, debido a sus ritmos madurativos distintos. Optamos así por un modelo que, desde una doble modalidad pedagógica, responde eficazmente a dichas diferencias.

Académicas

  • Metodología propia.

    Cada alumno tiene un potencial único. Le acompañamos en la búsqueda del conocimiento y en la autonomía de su aprendizaje proporcionándole las herramientas pedagógicas adecuadas.
    La Comisión de Innovación Pedagógica mantiene nuestra metodología activa y al día, para dar siempre respuesta a las exigencias que plantea el mundo de hoy.

  • Agrupación flexible.

    Que permite la complementariedad, evita la rigidez y facilita diferentes situaciones de aprendizaje.

Ambientales

  • La atmósfera.

    Rodeamos al alumno de espacios muy cuidados, que en su belleza, limpieza y orden provocan en la persona un comportamiento de altura. Espacios que además son configurados con un objetivo educativo determinado, según su naturaleza. Cuidamos los tiempos, la puntualidad en el inicio y el término de las actividades, su distribución a lo largo del horario escolar según un sentido educativo. No solamente las horas de clase, sino que todo momento y todo lugar sean objetivos educativos en nuestro colegio, pues contribuyen a construir una atmósfera y una altura personal que predispone óptimamente al niño para el aprendizaje.

  • La convivencia social.

    Planteamos la convivencia en base al respeto entre todos los miembros de nuestra comunidad educativa. Aprovechamos el grupo como fuente de crecimiento personal.
    El patio, las actividades extraescolares, salidas y celebraciones son espacios donde vivir y compartir experiencias más allá de la disciplina del aula.
    La ciencia, la cultura y la tecnología están al servicio de la bondad social.

Religiosas

  • El Santuario.

    Contamos con un Santuario Mariano en el que María actúa como Educadora. En él el alumno se inicia en su vida de oración, y sacramental, en la que sabe que cuenta con la ayuda de Dios.

  • Capellanía.

    Los alumnos disponen de una oferta de actividades de Capellanía a lo largo del curso, entre las que se encuentran la preparación para recibir los Sacramentos: Confesión, Primera Comunión y Confirmación.

Fines

Volver al inicio

Fines

Nuestra meta es que el alumno encuentre su identidad, descubra el conocimiento y construya su propio proyecto de vida.
Por ello, en todos los años de escolaridad le ayudamos en el desarrollo de sus competencias y le acompañamos en la búsqueda de una solidez personal propia, que le permitirá hacer frente a cualquier reto en su vida.

¿Quieres matricular a tu hijo/a?

Contacta con nosotros