Carta de nuestro director

Queridas familias:

¡Qué alegría poder recibiros de nuevo en el Colegio! Después de estas semanas de trabajo interno, echábamos de nuevo volver a escuchar a nuestros alumnos en las clases, en los pasillos, en los patios, en el comedor. Ver las nuevas instalaciones del Colegio, que hemos preparado con dedicación y esfuerzo, acogiéndoos a todos, es lo que verdaderamente da sentido al trabajo de los meses de verano. Gracias por estar ahí y confiarnos lo más valioso: vuestros hijos.

Comenzamos este nuevo curso, a la sombra del Santuario de Nuestra Señora de Schoenstatt, con la esperanza de recibir muchas gracias en el Año Jubilar que se abrirá, si Dios quiere, el próximo 18 de octubre, fiesta del Colegio. Ese día comenzará la preparación del Cincuentenario del Santuario de Pozuelo, nuestro Santuario, que supuso, además, la llegada de Schoenstatt a España. Y lo celebraremos a lo grande.

Este curso seguiremos trabajando por hacer cada día mejor lo que mejor sabemos: el seguimiento personal, específico, de cada alumno, como persona única que es, acompañándolo en su crecimiento integral. Así, seguiremos trabajando por llevar a la vida del día a día el programa pedagógico del P. Kentenich: ofreciendo a nuestros alumnos un conocimiento rico de sí mismos y de lo que les rodea, con realismo, conociendo los propios límites y posibilidades y abriéndolo al encuentro con Dios; ofreciéndoles criterio para discernir lo bueno de lo malo; y animándoles a apreciar la belleza de toda la Creación.

Este curso, además, ponemos el foco en nuevos retos, con el objetivo de seguir creciendo. Abrimos la etapa de Educación Secundaria, con nuevos profesores y nuevas instalaciones y equipamiento (aulas, pista multideporte, laboratorio, aula de informática). También con la creación de nuevos Departamentos Académicos que servirán para dar soporte al equipo docente a lo largo de todas las etapas. Estos departamentos, incardinados en la Comisión de Innovación Pedagógica, refuerzan la aplicación de nuestra metodología en las materias que son instrumentales en la formación de nuestros alumnos: Lengua, Idiomas y Matemáticas.

Y todo esto lo haremos asegurando el clima adecuado para la formación de todos los alumnos. Un clima en el que rijan la confianza, la transparencia y el rigor, y así se favorezca el crecimiento personal de todos los que estamos comprometidos en este proyecto.

Muchas gracias por vuestra confianza.

Un abrazo,

Pablo Siegrist Ridruejo