Metodología integradora y global

La metodología del Colegio Nuestra Señora de Schoenstatt tiene como uno de sus grandes pilares llegar a la realidad de cada niño, ajustándose lo máximo posible a sus necesidades.

El proceso que se realiza desde el aula en cuanto a la motivación, indagación, aplicación y formulación para aprender cada contenido, permite ayudar a que los niños que presentan dificultades en el aprendizaje, tengan una mayor variedad de material con diferentes apoyos visuales, auditivos y de manipulación. El recibir los contenidos por diferentes canales, les ayuda a retener la información de una manera más funcional. Asimismo, los alumnos que por el contrario presentan mayores capacidades, al ser una metodología tan abierta y dinámica les permite ampliar los conocimientos e indagar más sobre aquellos contenidos curriculares que son de su interés.

Otra de las grandes ventajas que benefician a todos los alumnos por igual, independientemente de sus características, es la realización de proyectos tanto individuales como en equipo. Esto fomenta la búsqueda de información como sistema para aprender de una manera más creativa y les sirve para generalizar los aprendizajes. Además, el trabajo en equipo, permite aprender normas y valores así como potenciar la motivación hacia el aprendizaje.

En definitiva, el uso de este tipo de metodología integradora y global, permite ajustarnos a la necesidad de cada alumno independientemente del número de alumnos que tenga el grupo-clase.

 

Cristina Peña

Responsable de Orientación