Ta Ta Ta Chan

El Colegio Nuestra Señora de Schoenstatt tiene ya su propia orquesta de Educación Infantil. Violinistas de 3, 4 y 5 años han invadido este trimestre nuestras aulas. Una gran riqueza para todo el Colegio.

El comienzo del Pre-grado Musical en Educación Infantil ha sido un éxito. Se ha puesto en marcha este curso y la acogida ha sido excelente. Todos los alumnos de esta etapa tienen en su horario curricular un tiempo de práctica del violín, con nuestra profesora especialista, que les está aproximando a un nuevo mundo que descubrir, en torno a la educación musical temprana.

El objetivo de todas las actividades, cada uno con su violín, es motivar a los alumnos y fomentar el disfrute y el progreso musical a través de la innovación en el ámbito de la educación musical. Con el violín como elemento único, cada uno experimenta con su creatividad musical y su capacidad psicomotora la práctica instrumental.

Todo el Colegio se ve beneficiado de su presencia entre nosotros. La educación musical aporta numerosos beneficios en el desarrollo de la formación personal. Y, al mismo tiempo, los niños disfrutan enormemente, haciéndose cotidiano algo tan enriquecedor como la práctica de un instrumento musical, fomentando ese interés también para el futuro.

Además, la formación musical brinda a los niños:

  • Estimulación del desarrollo integral del niño, al actuar sobre todas las áreas del desarrollo.
  • Aumento en la capacidad de memoria, atención y concentración.
  • Mejora de la habilidad para resolver problemas matemáticos y de razonamiento complejos.
  • Estimulación de la creatividad y la imaginación infantil. Es una manera de expresarse.
  • Nuevas oportunidades para que los niños interactúen entre sí y con los adultos.
  • Estimulación de la expresión corporal del niño. Los alumnos utilizan nuevos recursos al adaptar su movimiento corporal a los ritmos de diferentes obras, contribuyendo de esta forma a la potenciación del control rítmico de su cuerpo. A través de la música, el niño puede mejorar su coordinación y combinar una serie de conductas. Al combinarse con el baile, estimula los sentidos, el equilibrio, y el desarrollo muscular.
  • Profundización en la captación de los sonidos y los significados de las palabras, fortaleciendo el aprendizaje. Además, facilita el aprendizaje de otros idiomas, potenciando su memoria.
  • Refuerzo de estimulación en la etapa de alfabetización del niño. A través de las canciones infantiles, en las que las sílabas son rimadas y repetitivas, y acompañadas de gestos que se hacen al cantar, el niño mejora su forma de hablar y de entender el significado de cada palabra. Y así, se alfabetizará de una forma más rápida.
  • Evocación de recuerdos e imágenes, que mejoran la capacidad creativa.
  • Educación de la sensibilidad para favorecer la apreciación de la belleza.
  • Fomento del hábito de estudio y de responsabilidad.

Transcurridos estos tres años de educación musical temprana, los alumnos de Educación Infantil podrán optar en 1º de Educación Primaria a continuar su formación cursando el Grado Musical para así ir completando sus estudios musicales hasta Bachillerato dentro de un programa compatible con su horario escolar.

 

Cristina del Río

Responsable de la Escuela Musical