Noticias

El paso de Infantil a Primaria


Todos los cambios que vamos experimentando a lo largo de nuestra vida se convierten en anécdotas y, desde que somos pequeños, estas vivencias las sentimos de una manera muy especial. El paso de la etapa de Educación Infantil a Educación Primaria es un proceso que, a priori, puede resultarnos difícil y complicado pero nuestros pequeños lo van a vivenciar de una manera muy diferente.

¿Primaria?

Padres: “¡Se acabaron los juegos, empiezan con las tareas! ¡Cambio de profesorado! ¡Asignaturas en Inglés! ¡Sus primeros exámenes! ¡Mi niño se hace mayor!”.

Alumnos: “¡Ya no somos de Infantil! ¡Tenemos una clase nueva! ¡Llevaremos nuestra propia bandeja en el comedor! ¡Cambiamos de uniforme y los chicos llevarán corbata! ¡¡Ala!!”.

Como veis, la percepción de padres y alumnos es muy diferente y la transición, que vuestros hijos van a experimentar en unos meses, será muy llevadera. A través de un ambiente cómodo y envolvente, se les ha ido preparando tanto a nivel personal como curricular para que la nueva etapa no suponga un cambio drástico en su rutina escolar y puedan ir adaptándose  tranquilamente a la nueva etapa.

Como ya sabéis, la metodología que llevamos a cabo en nuestro Colegio está basada en la motivación personal y la autogestión de aprendizajes.  En Primaria no empleamos libros de texto, sino que son los propios alumnos los que van construyendo su propio material para el aprendizaje. Gracias a este tipo de metodología, no sólo los alumnos  se enriquecen sino también el profesorado, que tiene la oportunidad de enseñarles a indagar, investigar y aplicar el conocimiento.

El objetivo principal de la etapa de Educación Infantil es afianzar  todos los aspectos previos del aprendizaje, con el fin de que comiencen la etapa de Primaria con una base sólida y estable. En el último curso de Infantil se consolidan los principales aspectos relacionados con la Lectura, la Escritura y las Matemáticas.

A estas alturas de curso los alumnos de 3º de Infantil disfrutan enormemente al ser conscientes de sus propios avances; ya no sólo son capaces de reconocer y escribir algunas letras o palabras, sino que se inician en la lectura y escritura de oraciones y pequeños textos. La lectura comprensiva les permite así mismo comenzar a disfrutar de los cuentos de manera autónoma. Por ello, es muy recomendable que les acompañéis en este proceso y vayáis estableciendo una rutina de lectura diaria con ellos.

Así que, queridos padres, aunque el cambio de etapa os inquiete… ¡os animamos a que confiéis y animéis a vuestros hijos permitiéndoles  que sigan afianzando su autonomía para fortalecerles personal y emocionalmente!.

 

Esther Gallego Gallego

Tutora de 3º de Educación Infantil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario