Noticias

The lamb who came for dinner


En casa del viejo lobo hambriento siempre hay para cenar una miserable sopa de verduras. Pero una noche llaman a la puerta de su pequeña cabaña y resulta ser, ni más ni menos, una pobre ovejita que se ha perdido. El lobo, entonces, empieza a pensar que esa noche va a poder llenarse el estómago con un delicioso estofado… Pero la ovejita no quiere ser la cena del lobo, ¡quiere ser su amiga! El lobo decide que comer una ovejita congelada le causaría una indigestión, así que la pone al fuego, pero no puede comerla porque a la ovejita le ha entrado hipo. El lobo decide ponerla encima de su hombro para quitarle el hipo y, finalmente, la ovejita se duerme encima de él…

Este es un cuento muy entrañable, contado con humor. La ternura y el amor, que despierta la ovejita, consiguen hacer vencer al lobo su instinto natural de comérsela. Es un libro que, debido a su carácter humorístico, hace que los niños pidan leerlo una y otra vez.

El libro “The Lamb Who Came For Dinner” (La ovejita que vino a cenar) de Steve Smallman es recomendable para niños de 5 a 7 años.

 

Lisa McGregor

Departamento de Idiomas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario